Loviux

La política de Abercrombie & Fitch

El CEO de Abercrombie & Fitch, Mike Jeffries, dejó muy claro que sólo las personas que molan, los guapos, los populares o los delgados deben comprar en sus tiendas. ¿No eres parte de los que "molan"? Entonces, él preferiría que te mantengas alejado de sus tiendas.

"Mucha gente no pertenece [a nuestra ropa], y no podrán pertenecer jamás. ¿Estamos excluyendo? Por supuesto."– Mike Jeffries

En una época en la que somos tan perfectamente conscientes del acoso escolar, los problemas de imagen corporal, los trastornos de la alimentación, los problemas de salud mentales, y la lucha para combatir estos problemas a través del día a día de los adolescentes ya sobre-estresados, una empresa ha llevado la batalla de la auto-estima a un nuevo nivel. Ellos son, y admiten ser, excluyentes cuando se trata de sus compradores.

Chicas de Abercrombie and Fitch

En una entrevista en 2006, el CEO de Abercrombe & Fitch, Mike Jeffries, hizo algunos comentarios muy preocupantes que, hasta hace muy poco, fueron olvidados. Cuando se le preguntó acerca de su empresa, dijo, "...nosotros contratamos gente guapa en nuestras tiendas. Porque la gente con buen aspecto atraen a otras personas con buen aspecto, y queremos poner a gente interesante, a gente guapa. Nosotros no vendemos a nadie más que a esas personas." Después de eso, añadió: "En todas las escuelas hay los chicos que molan y son populares, y luego están los chicos no tan molones", dijo. "Francamente, vamos detrás los chicos que molan. Vamos detrás de todo chico americano atractivo que tenga una gran actitud y un montón de amigos. Mucha gente no pertenece [a nuestra ropa], y no pueden pertenecer. ¿Estamos excluyendo? Absolutamente".

"Buen aspecto", "molones", "atractivos" y "populares" son palabras claves que el Sr. Jeffries utiliza para describir a su compañía y a la base de sus clientes, pero no lo quiso decir en la manera de que "todas las personas somos atractivas". Estos comentarios fueron más o menos olvidados desde la entrevista original, pero recientemente sus declaraciones fueron reimpresas en un artículo del Business Insider, lo que provocó una reacción en todo internet. Esto ha llevado al Sr. Jeffries y su compañía a ser criticados en blogs, sitios de noticias y en su propia página de Facebook. Para muchos, la queja es un tema muy específico: las niñas y mujeres que llevan más de una talla 10 no tienen por qué tratar de comprar allí. Ellas no encontrarán nada que se adapte a ellas.

Chicos Abercrombie and FitchAbercrombie & Fitch no tiene nada por encima de la talla 36 para chicas, y cualquier talla XL para mujeres no se encontrará allí. Sin embargo, ellos tienen las tallas XL-XXL para los hombres. Esta información probablemente habría caído en el olvido si no hubiera sido por el Business Insider, al resucitar la política de Abercrombie en la talla de ropa de las mujeres. Sus competidores no comparten sus declaraciones. H&M ofrece hasta la talla 46, y American Eagle ofrece hasta la 48. H&M utilizó recientemente las curvas "extra-grandes" de la modelo Jennie Runk en su colección de ropa de playa. A pesar de que es sólo de talla 42, tiene diferentes proporciones de cuerpo que las modelos estándar. Ella sería técnicamente demasiado "gorda" para comprar ropa en Abercrombie. La elección de H&M de usar a la Sra. Runk ofrece un marcado contraste comparado con la actitud de Abercrombie & Fitch.

Mientras que el mercado de adolescentes de Abercrombie & Fitch aún no pueden ver el problema con sus políticas, los consumidores universitarios y los padres de los adolescentes con poder adquisitivo elevado han estado expresando constantemente su descontento, y prometieron boicotear, diciendo que quitarían la ropa de Abercrombie de los armarios de sus hijos, y que nunca más van a gastar ni un céntimo en sus tiendas.

Esta no es la primera vez que Abercrombie se ha metido en problemas por falta de sensibilidad. En 2002, sacaron una línea de camisetas en el mercado que eran culturalmente ofensivas a los asiático-americanos. Estas camisas llevaban estampadas personajes de dibujos animados asiáticos como mascotas para las empresas de confecciones. En 2006, los padres estaban en pie de guerra cuando Abercrombie diseñó camisas de niñas con lemas como "Tuve una pesadilla: me convertía en morena", y "¿Quién necesita cerebros cuando tienes éstos?" (refiriéndose a los pechos).

¿Qué opináis de Abercrombie & Fitch?

Añadir un Comentario



Comprar por Categorías